CONTRADICCIONES DE LAS MUJERES

16 Jul


Ponerse a dieta extrema para ir a una boda y comer como tiburón durante toda la fiesta.


Pretender que los hombres puedan saber lo enojada o afligida que estás sin haberles dicho nada.


Analizar tu vida amorosa analizando cada frase y cada actitud de tu pareja con tus amigas pero terminar una relación si la señora que te lee el tarot te dice que no es el indicado.


Enamorarte de un hombre que está casado porque él es incapaz de traicionar a su mujer.


Dejar a un hombre porque ya no te gusta y que vuelva a gustarte cuando él encuentra a otra.


Hacerte la permante si tu pelo es lacio, plancharlo si está enrulado o teñirlo de rubio si es oscuro (Y viceversa)


Seducir a un hombre sabiendo con seguridad que jamás vas a dejar que te toque un pelo.


Negarte a dejar los dulces para bajar el colesterol pero hacer la dieta del arroz para usar un vestido.


Creer en el horóscopo sólo en las semanas que anuncia cosas buenas.


Hablar de dieta con una torta en la mano y hablar de tortas cuando estás a dieta.


Quejarse de que la depilación es un hábito primitivo y gritar de asco cuando tu marido dice que dejes de hacerlo.


Decir que “lo importante es lo de adentro” cuando tienes un novio feo, y alegar que “la piel es todo” cuando conseguiste uno guapo.


Creerle al mismo hombre cuando habías jurado no volver a hacerlo.


Perseguir a tu pareja para que colabore en la cocina pero echarlo por inepto en cuanto empieza a ayudar.


Probarse ropa durante toda una tarde y salir con el primer conjunto que elegiste.


Arrancarte los pelos de piernas, axilas y cavado con cera caliente o una máquina eléctrica y llorar cuando te quiebras una uña.


Abandonar a tu novio porque es celoso y sentirse fea y desamparada cuando no te celan.


Ser capaz de dirigir una empresa de doscientos empleados, un país de treinta millones de habitantes o una familia de doce miembros pero llamar a tu mamá cuando te duele la muela.


Pellizcar bebés ajenos, pensar hasta el cansancio los nombres de tus futuros hijos, emocionarse con los embarazos de tus amigas y llorar desconsoladamente el primer día de atraso.


Preguntar si estás gorda para que te digan que estás flaca.


Censurar a las amas de casa porque no tienen una carrera y a las que tienen una carrera porque la empleada doméstica cuida de sus hijos.


Llorar con los documentales de los animalitos de “Animal Planet” e hiperventilarse de excitación frente a una cartera de cuero.

QUE OPINAS DE ESTO..?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s